Publicado por

LA PEDRERA

domingo, 1 de enero de 2017


¡Feliz 2017 a todos! ¿Qué tal habéis pasado estos días? Muchos estaréis de vacaciones hasta después de Reyes, por ello hoy he decidido contagiaros mi amor por Barcelona y por las maravillas arquitectónicas que ofrece esta preciosa ciudad.
¿Queréis dar un paseo por La Pedrera conmigo?

Hace poquitas semanas visité la ciudad para ver a una persona extraordinaria, una mujer trabajadora que decidió este verano perseguir sus sueños y volar desde Extremadura hasta la ciudad condal. Quería comprobar que era feliz y volví más que satisfecha. No era ni la primera, ni la tercera vez que visitaba Barcelona, pero no os podría justificar la razón por la cuál todavía no había visitado La Pedrera.
Estudié mucho sobre Gaudí durante mi bachiller, ya que cuando iba a la Escuela de Artes y Oficios siendo muy muy jovencita, quería estudiar Historia del Arte. Ya sabéis los que me seguís que finalmente me licencié en Publicidad y  RR.PP y más tarde en Periodismo, pero el arte siempre ha estado y siempre seguirá estando por mis venas.
 
Gaudí, nació en 1852 y murió en 1926. Fue un genio sin precedentes y su legado se puede apreciar por todo Barcelona. Todos sabéis que es el máximo representante del Modernismo catalán, pero hasta que no entras en La Pedrera y respiras toda su obra en su esplendor, no te puedes hacer una idea de sus genialidades.
 
Tenía una imaginación extraordinaria y un sentido fuera de serie para la geometría y el volumen, no sé si sabíais que pocas veces realizaba planos detallados de sus obras, sino que le gustaba crear maquetas tridimensionales.
 
Cuando entras en La Pedrera impresiona saber que es un edificio de viviendas privadas (menos su piso superior que está perfectamente recreado con todo lujo de detalles de una casa de la clase alta de la época).  El patio de luces ya te deja boquiabierta y estás deseando subir a la azotea, sin duda la joya de la corona del edificio junto a la fachada.


 


Lo que más llama la atención de la azotea son las chimeneas, recubiertas de cerámica con unas formas que sugieren yelmos de soldados.

Y éste arco enmarca a la perfección una de las joyas de este fantástico arquitecto: la Sagrada Familia.
 
 
Me fascinó el recorrido por la azotea, no dejaba de mirar ensimismada las figuras geométricas, es que imaginaos ¡¡nunca antes se había hecho nada parecido. Gaudí sin duda fue único en su época!!
La audioguía de La Pedrera es espectacular, yo siempre reparo en este asunto ya que me encanta que me cuenten todo al detalle. Sobre todo disfruté muchísimo dentro del piso que dejan visitar, es un viaje al pasado hiper realista.


 
 
 
De verdad que si vais a Barcelona pronto no dejéis de visitar La Pedrera, porque veréis la ciudad desde otra perspectiva, desde otra dimensión. Todos deberíamos conocer a fondo la obra de Gaudí porque además de magnífica, es es muy atractiva y entretenida para todo tipo de públicos.


Me despido dando un consejo, aunque a veces también me pasa lo que “consejos vendo y para mí no tengo”. Aprovechemos las maravillas que tenemos a nuestro alrededor, somos de un país riquísimo y a veces no nos detenemos a contemplarlo. Yo he visitado muchísimos sitios del mundo y sin embargo no había ido a La Pedrera, no cometáis ese mismo error.


 
Ama, sueña y vive Barcelona.
Espero que os haya gustado. El lunes que viene nuevo post. Mientras tanto… no bajéis la guardia… pronto vienen los Reyes Magos y quién sabe… igual a alguno le traen un viaje.
 
Si no quieres esperar a los Reyes Magos y ya te has animado a visitar La Pedrera, puedes comprar tus tickets pinchando aquí.
 
 

2 comentarios:

  1. ¡¡¡Bravo!!!. Que reportaje y fotos más artísticas de La Pedrera. Ya la he visitado dos veces pero me apunto a la tercera la próxima vez que vaya a Barcelona.
    Gracias guapa. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡Bravo!!!. Que reportaje y fotos más artísticas de La Pedrera. Ya la he visitado dos veces pero me apunto a la tercera la próxima vez que vaya a Barcelona.
    Gracias guapa. Besitos.

    ResponderEliminar

© mimi reportera bloguera. Diseñado por Miriana's World.